¿Cómo ordenar el cajón de los calcetines?

Es gratificante tener variedad de calcetines en tu cajón para elegir el que deseas según la ocasión, pero cuando tienes muchos, ordenar calcetines puede significar perderte horas buscando tus preferidos. Sigue leyendo y aprenderás cómo ordenar calcetines en su cajón de forma rápida y eficiente.

¿Te sucede que a diario buscas un par de calcetines limpios, que hagan juego y te demoras más de 10 minutos en esa simple actividad porque tu cajón no está ordenado? A continuación detallaremos la mejor forma de ordenar calcetines para que no sea una odisea conseguir el par adecuado para cada ocasión de tu cajón.

Paso a paso para ordenar calcetines de forma sencilla

Aunque parezca cosa sencilla, ordenar calcetines puede llegar a convertirse en una tarea tediosa y abrumadora si no tienes el plan adecuado y una metodología para hacerlo, es por ello que te recomendamos leer el siguiente paso a paso para ahorrarte un tiempo valioso que puedes aprovechar como lo desees y no dedicándoselo a buscar en el mundo perdido del cajón de los calcetines.

Primero: Saca todos los calcetines del cajón

No puedes organizar el cajón donde guardas tus calcetines sin sacarlos todos y vaciarlo por completo. Ésto te permitirá saber exactamente cuánto espacio tienes y cuánto espacio necesitarás. Además te ayudará a clasificar todos y cada uno de los pares de calcetines correctamente y podrás aprovechar de limpiar el cajón antes de empezar a colocarlos.

Para la limpieza es recomendable utilizar una toalla de papel, te ayudará a eliminar la suciedad u otros artículos y trastos innecesarios que puedan haberse guardado dentro del cajón. Puede humedecer la toalla de papel si no guardas los calcetines en un cajón, sino en un recipiente impermeable o resistente al agua. Asegúrate de que el recipiente esté limpio y seco antes de volver a colocar los calcetines.

Segundo: Agrupa los calcetines

Generalmente te encuentras con un calcetín y no puedes encontrar su pareja, pues para empezar debes tomarte un tiempo y tener paciencia para agruparlos. Debes agrupar todos aquellos calcetines que tengan los pares disponibles. Coloque los calcetines en una pila separada.

Mantén los que tienen pares de calcetines por separado y en caso de que no puedas encontrar los pares para los calcetines individuales, es posible que no tengas más remedio que deshacerte de ellos y evitar que entorpezcan el proceso de organización. También puedes usarlos como trapos.

Paso 3: Desechar los calcetines con manchas o agujeros

Es muy posible que te encuentres con calcetines que tengan manchas permanentes y/o agujeros. Algunos calcetines pueden estar gastados, los colores pueden haberse desvanecido y algunos de ellos pueden tener agujeros enormes. También puede ocurrir que estén demasiado sucios y negros a pesar del lavado regular, otros pares de calcetines quedan holgados porque el elástico se ha desgastado. En todos éstos casos no debes dudar en deshacerte de ellos, porque serán un obstaculo para reacondicionar el cajón.

Si eres de los que tiene una colección de calcetines, tiene sentido revisarla con un poco de paciencia. Busca calcetines que empiecen a desteñirse o que empiecen a desarrollar pequeños agujeros, que en poco tiempo no valdrá la pena conservar. Es mejor deshacerse de ellos en este momento crucial de organización.

Cuarto: Organiza los calcetines según el color, la frecuencia de uso o tamaño

Antes de empezar a ubicar los calcetines en el cajón, la clasificación es imprescindible. Tienes 3 formas de organización que son muy efectivas para darle vistosidad, pulcritud y buen aspecto a tu cajón:

Según los colores 

La agrupación de calcetines del mismo color tiene dos propósitos. En primer lugar te ayudará a que todo el arreglo se vea ordenado y profesional. En segundo lugar, a que puedas disponer fácilmente de los calcetines adecuados, especialmente durante las horas de la mañana, cuando muchos corremos contra el tiempo para llegar a nuestros lugares de trabajo, oficinas y escuelas.

Según frecuencia de uso

Esto te ahorrará bastante tiempo. Por ejemplo, si usas diferentes tipos de calcetines para diferentes ocasiones, entonces puedes organizarlos en consecuencia. Por ejemplo, los calcetines que los niños usan a diario en la escuela, los calcetines para practicar deportes o los calcetines para ocasiones especiales pueden guardarse por separado o arreglarse en consecuencia, para ello hay que tener en cuenta el número de miembros de la familia, el patrón de uso, la frecuencia y otras cosas similares. Es posible que con éste método debas experimentar ensayos de prueba y error, pero lo mismo se puede superar con la práctica una vez que te acostumbres.

Según la cantidad de pares que tengas 

Si tienes veinte o treinta pares para un miembro de la familia, no los guardes todos en un cajón o recipiente. Diversifica los cajones para evitar caer nuevamente en un entorno desordenado.

Quinto: Doblar los calcetines en el cajón

Un truco muy importante y que te ayudará a organizarlos una vez que los tengas clasificados, es doblar siempre los calcetines en dos en lugar de enrollarlos en una bola. Además esto evitará que tus calcetines se estiren. En lugar de hacer una bola con los calcetines, es mejor doblar los calcetines por la mitad una vez y colocarlos uno sobre el otro.

Asegúrate de que los mismos pares de calcetines estén doblados y colocados uno encima del otro. Esto no solo hace que todo el cajón y el recipiente de los calcetines se vean bien, sino que también ayudará a prolongar la vida útil de los calcetines. Si el tamaño de los calcetines es un poco grande, en lugar de dos pliegues, es posible que necesites tres pliegues al momento de doblarlos.

Consejos importantes para ordenar calcetines fácil y rápido

Con éstos pequeños tips y el paso a paso anterior de seguro le darás vida a tu cajón de calcetines en poco tiempo y te ahorrarás futuros dolores de cabeza luchando con calcetines sin pareja, con agujeros, manchados o simplemente que no sabes en que parte del cajón buscarlos:

  • Aplicar el método Konmari para doblar los calcetines (los estiras y, según su longitud, los divides en tres. Doblas el primer tercio, luego el segundo y listo).
  • Aplicar el método de cruz para calcetines y medias hasta la rodilla. Coloca los calcetines haciendo una cruz y ve doblando cada parte hasta que consigas un cuadrado casi perfecto, muy fácil y útil.
  • Utiliza organizadores en tu cajón, que le darán un mejor aspecto y visiblemente es más fácil de identificar cada calcetín que necesites.
  • Domina el sistema de rotación, para que no termines llevando siempre los mismos calcetines, cada vez que guardes los calcetines limpios, colócalos al final de su cajón o compartimento. Con este método, los utilizarás todos sin repetir continuamente.

En conclusión

Existen muchas formas de ordenar calcetines en cajones o recipientes que te ahorrarán valioso tiempo para aprovechar en diversas actividades. Con éstos tips y el procedimiento paso a paso anteriormente detallado, podrás ademas de depurar esos molestos calcetines que nunca tienen pareja, esos que tienen manchas que piensas que algún se removerán o peor aún, los que tiene agujeros, ya sean chicos o grandes. Toma la decisión de organizar tus calcetines un par de veces y te habrás ganado una rutina ordenada que te quitará pérdida de tiempo indeseadas.

Lucía C.Estudiante de comunicación audiovisual / Apasionada de la danza modern jazz
«Espero que mis años entre Zaras y Bershkas para pagar mis estudios me hayan servido para elegir esos calcetines que te enamoren»